InicioComer carneTorosPescadoExperimentos con animalesAccionesMaterialContáctanosPrensaLinks

General:

Inicio

Mapa de sitio web


¡Abajo con el mito de que el pescado y los mariscos no son carne de seres vivos!
El mito de que el pescado y los mariscos no son carne de animales

Como vegetariano, cuando uno acude a un restaurante la mayoría de las veces la oferta vegetariana se reduce a los platos de pescado y marisco. Incluso hay personas que dicen ser vegetarianas, pero incluyen en su dieta a estos animales.

Uno de los motivos viene de la tradición de la Iglesia, que dice que durante la época del ayuno no se ha de consumir carne. Así, se definió a los peces como que “no son carne”.

Otro de los motivos es que muchas personas no ven a los peces como a animales, debido a que los peces no pueden gritar y por eso se ha interpretado que no sienten dolor.

La verdad es que existen documentos científicos que demuestran que los peces son inteligentes, que son capaces de utilizar herramientas, tienen memoria y disponen de estructuras sociales muy perfeccionadas. También hay estudios que prueban que los peces tienen sentimientos y sienten el dolor igual que los demás animales. Por dar un ejemplo, en un estudio del Instituto Roslin de la universidad de Edinburgo se detectaron 58 receptores de dolor en la cabeza de la trucha arco iris.

Al no poder gritar de dolor, los peces suelen ser matados de una forma muy lenta y dolorosa.

Veamos algunos ejemplos:

- El dolor inmenso del pez con un anzuelo clavado en la boca, luchando por sobrevivir,
- La muerte lenta por asfixia en la pesca con red,
- La pesca de ballenas con arpones explosivos,
- Los atunes, cercados por varios pesqueros, son extraídos del agua clavándoles ganchos metálicos,
- La pesca con dinamita, en que los peces mueren debido a la onda expansiva y al ruido de la explosión,
- Los cangrejos, las langostas y otros crustáceos tardan varios minutos en morir, al ser echados vivos en agua hirviendo,
- Los peces en las piscifactorias mueren por asfixia al sacarlos del agua en grandes cestas, o cuando en la cinta corredera de la fábrica se les mata con un corte de cuchillo en las agallas.


Además, la pesca causa un gran daño al medio ambiente:
En primer lugar, la pesca con red daña el suelo marino, y cada año acaba con unos 25 millones de toneladas de “otros seres marinos” que son echados por la borda muertos, como si fueran basura, porque no interesan.

En segundo lugar, el agua en la que se crían los peces en las piscifactorías está muy contaminada y va a parar a los mares y ríos cercanos, con restos de alimentos, restos fecales, medicamentos, hormonas y metales pesados de los tintes que dan a los peces el aspecto deseado.



¡ATENCIÓN!
Los nuevos resultados de numerosos estudios científicos demuestran que comer pescado no es sano:

1. Comer pescado puede provocar reacciones fatales en el sistema inmunológico e inflamaciones en el cuerpo, como pueden ser reúma o arteriosclerosis.

2. El pescado salado y ahumado puede producir hipertensión y arteriosclerosis, por su contenido de sal y sodio. El pescado ahumado absorve benzopirenos, que son cancerígenos.

3.
Un 40% de crustáceos y mariscos de la zona meditarránea portan el virus de hepatitis “A”.

4. Las croquetas de pescado contienen fosfatos, substancias que pueden despertar en niños agresividad e hiperactividad, y reciben altas radiaciones para detectar posibles espinas.

5.
Los peces almacenan sustancias tóxicas ambientales y metales pesados, como el mercurio, factor de riesgo para contraer alzheimer, demencias, parkinson, depresiones, etc.

6. Los peces de ríos y lagos almacenan residuos tóxicos de la industria y pesticidas de la agricultura, que también ingerimos al comerlos.

7. Consumir pescado crudo tiene el riesgo de contaminación por gusanos.

8. ¿Sabían ustedes que más de la mitad de la producción mundial de antibióticos va a parar a la industria ganadera y de pescadería?

Por último, recordamos que una dieta vegetariana nos ofrece todas las sustancias que el cuerpo necesita, incluidos los ácidos grasos omega 3, selenio y yodo que el pescado contiene, de forma que para nosotros no hace falta que mueran peces.

Por eso,
¡Abajo con el mito que dice que el pescado y los mariscos no son carne de seres vivos!